FIESTAS: Navidad en Islas Canarias, con los pies en la arena y la mente en las estrellas

¿Aún no sabe dónde pasar las fiestas? Entre las tradiciones españolas y la magia de la Navidad, las Islas Canarias son un destino ideal para unas vacaciones en familia o con amigos.

Atrás quedaron los días grises de invierno, lluvia y frío. En las Islas Canarias podrá disfrutar de temperaturas suaves de entre 20 y 25 °C durante el mes de diciembre. Justo lo que necesita para calentarse el corazón al final del año. Por eso, las Islas Canarias pueden ser el destino ideal para pasar las fiestas.

Eventos especiales, tradiciones navideñas (villancicos, especialidades culinarias), tradiciones católicas (belenes, misas), fiestas de fin de año... Hasta el 6 de enero podrá disfrutar de un clima perfecto para desconectar y relajarse. Quién sabe, los lugares lo seducirán tanto al punto de animarse a comprar un bonito apartamento junto al mar en Tenerife o una segunda residencia junto a la playa en Fuerteventura.

Navidad en Canarias

Como en todas partes, las Islas Canarias no son una excepción al ambiente festivo que impregna esta época del año. Esta región española también está fuertemente influenciada por la tradición católica, como demuestran los numerosos pesebres que encontrará por todo el archipiélago (los Belenes).

Suelen estar organizados e instalados por las iglesias locales. Sin embargo, si pasa por Tenerife, no se pierda el gran belén viviente de Los Realejos (El Belén Viviente de Tigaiga), en el que participan los lugareños, o el belén gigante de La Orotova.

¿Busca un belén menos tradicional? Diríjase a Gran Canaria para admirar el pesebre de arena de la playa de Las Canteras (Belén de Arena). Paseando por la isla de Gran Canaria, también puede cruzarse con los Ranchos de Pascua, pequeños grupos de músicos callejeros (cuya existencia se remonta a la época en que se recaudaban fondos para las misas). Y ya que está en la isla, ¿por qué no explora el parque natural de Maspalomas, con sus interminables dunas, y disfruta de unas horas de sol en sus magníficas playas?

Esté donde esté la noche del 24 de diciembre, con motivo de la Nochebuena, no se pierda el tradicional baile infantil. El Baile del Niño o Tajaraste del Niño es una danza de grupo, en traje tradicional de pastor, que rinde homenaje al Niño Jesús.

La Nochebuena se pasa tradicionalmente en familia con una buena cena antes de ir a la misa de medianoche. Después de pasear por los mercados navideños y degustar la quesadilla de El Hierro (pastelería de canela) y las Truchas de batata, aproveche la cena para probar algunas de las especialidades locales. En el menú: conejo al salmorejo, truchas rellenas de almendras, pescados y mariscos frescos, papas arrugadas... y de postre, mazapanes, polverones y turrón. ¡Feliz Nochebuena!

La cita infaltable del 25 de diciembre es, sin duda, el gran concierto de Navidad en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Majestuosamente interpretado por la Orquesta Sinfónica de Tenerife, este concierto se retransmite todos los años en directo por televisión.

Los días entre Navidad y Año Nuevo son una oportunidad para visitar las maravillas de la región. El Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote, con sus paisajes volcánicos, es sin duda una de ellas.

Nochevieja en Canarias y propósitos de año nuevo

Tras una semana de mercadillos navideños y degustaciones gastronómicas, los más deportistas pueden participar en la carrera de Nochevieja, organizada el 31 de diciembre en La Laguna, en la isla de Tenerife. El recorrido, de 5,7 km, es ideal para deshacerse de los excesos y despedir el año por todo lo alto.

En Nochevieja, todo el mundo se disfraza. Según la tradición, después de cenar en familia, los canarios salen de fiesta.

En la isla de Fuerteventura, la capital, Puerto del Rosario, o Corralejo organizan cada año fiestas, conciertos y fuegos artificiales. Si prefiere tomárselo con calma y hacer planes para el año que comienza, elija una de las magníficas playas, siéntese y contemple el cielo estrellado.

El 1 de enero, siga la tradición y dese el chapuzón de Año Nuevo, símbolo de renovación y pureza. Si siente nostalgia del manto blanco que a veces acompaña a las fiestas de fin de año, sólo tiene que acercarse al Teide (Tenerife). Las cumbres de este gran volcán se cubren de nieve durante todo el invierno. Podrá celebrar tranquilamente una batalla de bolas de nieve. Playa o nieve, en Canarias no hay que elegir.

Si decide prolongar un poco más su estancia, puede asistir a la cabalgata de los Reyes Magos los días 5 y 6 de enero. Melchor, Gaspar y Baltasar desfilan en sus carrozas por las principales ciudades del archipiélago, entre ellas Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Los niños los esperan con grandes expectativas, ya que durante la noche los reyes se acercan a cada casa para entregarles regalos.

Meretdemeures.com

Palabras clave
Archivo